Los Cuatro Ángulos

Los fundamentos del single malt The Glenrothes

Descubre los valores que nos han guiado desde el principio. Nos envuelven y sostienen todo lo que hacemos, por eso los llamamos nuestros Cuatro Ángulos.

Sin ruido y sin concesiones, la destilería The Glenrothes lleva produciendo algunos de los single malts más exquisitos del mundo desde 1879. Lo que comenzó en 1879 continúa haciéndose hoy prácticamente igual: un single malt creado de un modo artesanal, meticuloso y honesto. Un whisky elaborado con integridad, autenticidad y, ante todo, un arte experto.

El agua: Las 5 fuentes

Hasta el día de hoy, The Glenrothes es una de las pocas destilerías de Escocia que tiene sus propias fuentes de agua ubicadas en su finca para las fases de producción, de procesado y de reducción alcohólica.

En The Glenrothes tenemos una deuda importante con la naturaleza. Las aguas puras de manantial que nos rodean son la base de nuestro whisky. Las corrientes locales que atraviesan nuestra finca son esenciales para el correcto enfriamiento y mantenimiento de nuestros procesos de producción.

Lo llamamos 'Uisge Beatha', nuestra agua de vida. Cada trago lleva el precioso legado de este líquido elemental y, como sabemos exactamente de dónde proviene nuestra agua, podemos asegurarnos de que cada gota contribuye al carácter impecable de nuestro whisky.

La destilación lenta

La destilación lenta elimina más impurezas y permite obtener un alcohol más ligero y afrutado, de naturaleza más delicada.

Nuestros destilados se nutren cuidadosamente en alambiques de cobre altos, en la destilería, durante más tiempo de lo habitual, lo que ayuda a producir un licor más ligero y frutal, con el estilo exclusivo del single malt de The Glenrothes.

Una destilación más lenta elimina más impurezas, lo que permite la producción de un whisky con un sabor más delicado, mientras que los cuellos más altos de nuestros distintivos alambiques de cobre permiten que el alcohol se levante y se suavice aún más, proporcionando la base perfecta para nuestra galardonada malta.

Las barricas sazonadas con jerez: La esencia de The Glenrothes

Mantenemos intacto nuestro compromiso con las barricas sazonadas con jerez, para garantizar la presencia de los perfiles aromáticos surgidos del equilibrio de roble europeo y americano.

El sazonado con jerez aporta una deliciosa profundidad aromática única al proceso de maduración. Por eso la mayoría de las creaciones The Glenrothes se crían exclusivamente en barricas de roble sazonadas con jerez, cuidadosamente fabricadas conforme a nuestros exigentes estándares en el "triángulo del jerez" situado alrededor de Jerez, en España. Todas las barricas son evaluadas y reparadas en nuestra propia tonelería, empleando métodos tradicionales.

Nuestro compromiso con las barricas de jerez más codiciadas se basa en la certeza de que solo la mejor madera permitirá elaborar el mejor whisky.

Color natural

El color en todos y cada uno de los whiskys de Glenrothes deriva exclusivamente de las barricas, sin modificar o agregar nada más tarde. Una muestra de la habilidad como fabricantes de whisky y de la calidad natural de nuestra malta única.

Un gran single malt debe ser disfrutado con todos los sentidos. Es por eso que siempre mantenemos el color natural de barrica de nuestro whisky.